Archivo histórico del movimiento
de lesbianas-feministas en México
Yan María Yaoyólotl (AHMLFM-YMY)

Historical archive of the
feminist-lesbian movement in México
Yan María Yaoyólotl (AHMLFM-YMY)

COYOLXAUHQUI   REARTICULADA

En la cosmogonía y la teogonía mexica (azteca), Coyolxauhqui representa a la luna y, asimismo, a la tierra, a la agricultura y al maíz, es decir, a la vida, y, por supuesto, también a su complemento cíclico, la muerte. Ella representa en un sentido más profundo, el ciclo natural vida/muerte y para las guerreras, la vida como aprendizaje para aprender a morir.

Coyolxauhqui fue hija de Coatlicue, la Gran Madre Cósmica, y hermana líder de las múltiples (“cuatrocientas”) estrellas del cielo, el estelar sur, y también, símbolo también de los múltiples pueblos. En una ocasión, su madre se embarazó de desconocido (cuenta la leyenda que una bolita de plumas cayó del cielo y ella la resguardó en su vientre quedando embarazada, preñada de Huitzilopochtli dios del sol y, también, de la guerra).

Por lo cual, Coyolxauhqui y sus hermanas, las estrellas, decidieron evitar dicho nacimiento ya que representaba una afrenta a las costumbres de la endogamia tribal. Así idearon un plan para eliminar a su hermano aún no nacido y a Coatlicue por la afrenta, pero al enterarse Huitzilopochtli de dichas intenciones, desde el vientre, le dijo a su madre que esperara en la cima de un monte cósmico (el Coatepec) porque él “ya sabía lo que tenía que hacer”. Y en el momento en que Coyolxauhqui y sus hermanas llegaron a las faldas del monte, Coatlicue parió a Huitzilopochtli, el sol naciente, quien nació completamente armado, representando a la deidad del sol y, también, de la guerra, la cultura del sometimiento y el vasallaje por la violencia.

Ataviada como guerrera Coyolxauhqui y las múltiples estrellas (o pueblos) subieron al monte y entablaron una batalla contra el medio hermano quien gracias a el sobre aviso de uno de los seguidores de Coyolxauhqui (traición); al apoyo de su lugarteniente (fraternidad entre hombres) y a una poderosa arma (el poder del armamentismo) pudo enfrentarla, decapitarla y lanzar su cabeza al aire, que se convirtió en la luna. Y no solo eso, sino, además, cercenar su cuerpo para desmembrar brazos y piernas simbolizando la división, fragmentación y dispersión de la cultura lunar femenina.

Finalmente, aventó el cuerpo fragmentado de la cima del monte hacia abajo, un claro desdén de la cultura lunar y afirmación de la soberanía única de la cultura solar masculina en la cúspide del monte, en lo más alto del poder piramidal autócrata. Quedando el cuerpo de Coyolxauhqui para siempre tirado al pie del monte, entendido éste como la estructura social piramidal, vertical y monolítica, y como advertencia de represión a las mujeres que pensaran insubordinarse al poder de los hombres.

Este mito representa el proceso diario que se establece entre la luna, el poder de la oscuridad femenino, y el sol, el poder de la luz masculino, que el falopatriarcado ha interpretado como una lucha antagónica y un acto de sometimiento violento y no un proceso y complemento natural cíclico.

Aquí inicia el quiebre del vínculo entre madre e hijas al ser sustituido por el vínculo entre la madre y el hijo (complejo de Edipo) y, además, la identificación forzada de las hijas con el padre (complejo de Electra) ya no con la madre y, por tanto, el inicio de la competencia con esta y, como consecuencia, la rivalidad entre las mujeres por el favor de los hombres. Proceso que las lesbianas feministas no cumplen, por lo cual son satanizadas, perseguidas y castigadas.

Así es como, desde una perspectiva lesbofeminista, la lucha, la derrota y la desarticulación de Coyolxauhqui se convierte en un mito que simboliza el paso del matriarcado al patriarcado en Mesoamérica. La pérdida del poder comunitario y gregario centrado en torno a las mujeres (la propiedad colectiva y el bien común), por la instauración impositiva del poder individualista y egocentrado enfocado en los hombres (la propiedad privada y el bien personal), quedando como arquetipos milenarios del inconsciente colectivo (Jung).

Y, por consecuencia, el inicio de la era del colonialismo, el imperialismo, el clasismo, el racismo, el sexismo y el ecocidio, es decir, de los sacrificios humanos (genocidio, expoliación social) y del sacrificio de la naturaleza (depredación, expoliación ecológica). Volver a rearticular a Coyolxauhqui y rescatar la comunidad con sus hermanas(os), es decir, los pueblos, es uno de los propósitos fundamentales del lesbofeminismo etno eco comunista.

Un dato adicional y muy actual, es que varios autores mencionan que Huitzilopochtli al aniquilar a Coyolxauhqui y a las múltiples estrellas:

  • “les despojó de sus atavíos (su cultura); se los apropió (propiedad privada); se los puso (auto adjudicación); los incorporó a su destino (robo histórico) e hizo de ellos sus propias insignias (su propia representación)".

Exactamente lo que está sucediendo actualmente en el neo falopatriarcado neoliberal posmoderno que se encuentra abocado a re someter a las mujeres y a re esclavizarlas:

  • “quitándoles su cultura (el feminismo); apropiándose de sus espacios (despojo territorial, corporal, discursivo y jurídico); despojándolas de sus poderes (principalmente la maternidad, dar vida, y la capacidad de organización colectiva comunitaria) y haciéndolos sus propias insignias o símbolos (el queer-transgenerismo y el transhumanismo).

INTERPRETACIONES DE COYOLXAUHQUI DESDE LAS SIGUIENTES PERSPECTIVAS

  • ➤ La cosmogónica
  • ➤ La teogónica
  • ➤ La mítica
  • ➤ La antropológica
  • ➤ La histórica
  • ➤ La económica
  • ➤ La política
  • ➤ La psicológica
  • ➤ La simbólica
  • ➤ La espiritual

EN CONSTRUCCIÓN

MOVIMIENTO LÉSBICO-FEMINISTA Y
MOVIMIENTO LESBOFEMINISTA

A las mujeres:

Trabajadoras de servicios, empleadas, obreras, industriales, campesinas, rurales, jornaleras, subempleadas, desempleadas, indígenas, de los pueblos originarios, afrodescendientes, asiaticodescendientes, de los pueblos sometidos al imperialismo y al colonialismo, guerrilleras, combatientes, presas políticas, presas comunes, migrantes, desplazadas, sin techo, con capacidades especiales, analfabetas, deprimidas, desaparecidas, víctimas de violencia machista; toda ellas trabajadoras del hogar y potenciales creadoras de vida. A todas ellas, sobre cuyas espaldas las sociedades falopatriarcales han producido la riqueza social y se han apropiado de ésta. Con amor lesbofeminista.

El lesbianismo es amor entre mujeres,
el lesbianismo no es sexo entre mujeres,
el sexo entre mujeres es la homosexualidad femenina,
el amor entre mujeres es el lesbianismo feminista,
del cual, la sexualidad es parte de su dimensión política no su centro.
El lesbianismo está más allá de la sexogenitalidad entre mujeres,
el lesbianismo feminista es la alianza sexopolítica entre mujeres,
por lo cual, no puede reducirse a una relación genital, ni erótico-afectiva.
El lesbofeminismo es una relación de compromiso político
re-evolucionario entre mujeres.

El lesbianismo no es una opción, preferencia, práctica sexual,
ni identidad de género,
el lesbofeminismo es una posición política,
es la rebelión de las mujeres dirigida a la abolición del sistema falopatriarcal
tanto económico, social, político y ecológico,
como cultural, simbólico, sexual y espiritual,
hacia la construcción de una nueva sociedad justa.

Y porque no es un asunto sexogenital,
no forma parte de los mercados de la diversidad sexual,
no es la “L” de LGBTTTIQ+,
no pretende integrarse, “la igualdad”, ni buscar “derechos”
dentro de este inhumano sistema patriarcal capitalista,
cuyo gran desarrollo científico y tecnológico,
así como intelectual, artístico y espiritual
se encuentra sustentado y edificado sobre la expoliación
(explotación extrema) tanto humana, como de la naturaleza.

Por el contrario, el lesbofeminismo re-evolucionario
forma parte de los feminismos radical y socialista
que luchan por derrocar este sistema social
y edificar una nueva organización social mundial
no sustentada sobre la explotación y depredación social y de la biósfera.

El lesbofeminismo es la expresión más radical de
la rebelión de la mitad de la humanidad,
contra más de siete mil años de subyugación de los hombres a las mujeres,
y a otros hombres,
expresada en el imperialismo, el clasismo, el racismo, el sexismo y el ecocidio;
todo ello sustentado en la expoliación histórica de las mujeres
(a través de la explotación indiscriminada de su maternidad,
de su trabajo doméstico, de sus servicios, de sus cuidados y
de su sexogenitalidad).
Y aunque el enemigo fundamental de las mujeres no son los hombres,
sino el sistema económico, político y social falopatriarcal,
éste se materializa en los hombres… en cada hombre frente a cada mujer,
en los hombres heterosexuales, homosexuales, GBTTTIQ+ y
actualmente, sobre todo, queer (kuir).

Por lo mismo, es necesario enfocarse, al exterior,
en desmantelar y abolir este sistema social patriarcal capitalista
y establecer los fundamentos de otro justo;
y al interior, en erradicar la explotación-opresión
de cada hombre sobre cada mujer a través de
la heterosexualidad y el coito obligatorios; de la pareja y la familia forzosas;
de los hijos como propiedad privada; del trabajo, la administración, los servicios y los cuidados domésticos no
pagados; de la cosificación de la sexualidad de la mujer; de la maternidad controlada por los hombres a través del
Estado y
de la feminidad como el estereotipo (género) para inhibir, someter,
inhabilitar y controlar socialmente a las mujeres.

Y, en contraposición, reivindicar a la comunidad y a la colectividad
como nuevas células de una nueva vida social sustentada en la propiedad colectiva de los medios de producción; en la socialización del trabajo doméstico,
en el trabajo cooperativo y en el consejismo (consejos)
dirigidos al bien común, al desarrollo colectivo y la realización social-personal.

El objetivo del movimiento lesbofeminista no es lograr beneficios
dentro de este sistema social inhumano y antinatural, por el contrario,
es lograr la independencia y la autonomía total de las mujeres
respecto a su dependencia bajo la dominación de los hombres,
impuesta por el falopatriarcado,
la independencia económica, social, política y ecológica,
así como, intelectual, cultural, simbólica y espiritual.
De manera similar y paralela a la lucha por la independencia y la autonomía
de los pueblos respecto al colonialismo y al imperialismo;
de la clase trabajadora respecto al clasismo y
de las razas y etnias respecto al racismo y al etnocentrismo.

--- --- ---

Ninguna mujer podrá emanciparse hasta que todas se emancipen,
la libertad individual depende de la libertad colectiva,
el liberalismo individualista perjudica a todas las demás.

De igual manera, ningún ser humano oprimido podrá emanciparse
hasta que todas las mujeres se emancipen,
siendo, por tanto, la emancipación de las mujeres -nacidas mujer-,
la condición indispensable para la emancipación de toda la humanidad.

U muuk’ il yaakunah feminista ichil ko’olebo’ob:
el poder del amor feminista entre mujeres, en idioma maya;
el amor político feminista entre mujeres, APFeM, en idioma lesbofeminista.

¡Todas las mujeres oprimidas unidas¡
contra el neo patriarcado generista (Teoría de género) y queerista (Teoría queer) las nuevas doctrinas de la Santa inqueersición posmoderna neoliberal.

¡ Mujeres oprimidas del mundo, uníos ¡
(las opresoras ya forman parte del neo patriarcado)
¡ hombres oprimidos del mundo, no obstaculicéis, dejadlas que avancen ¡
(los opresores y opresoras forman el neo patriarcado)

Om mani padme hum


ARCHIVO HISTÓRICO DEL MOVIMIENTO DE LESBIANAS-FEMINISTAS EN MÉXICO,
Yan María Yaoyólotl (AHMLFM-YMY)

IN MEMORIAM
ALAÍDE FOPPA

Con el ofrecimiento de su propia vida, Alaíde Foppa representa para las lesbofeministas, de orientación socialista, la expresión más sensible de la lucha contra la dominación falopatriarcal sexista, pero también imperialista y racista. Por ello, es irrelevante que fuera heterosexual, lo importante es que amaba a las mujeres y luchaba por su emancipación… y este es el verdadero amor lésbofeminista.
Día de la inmortalidad de Alaíde Foppa, 19 de diciembre de 1980.

¿QUIÉN ES ALAÍDE FOPPA?

Alaíde constituye para las feministas mexicanas el símbolo de la congruencia y el compromiso feminista, no solo debido a su lucha por la emancipación de las mujeres sino también, de las naciones indígenas y de los pueblos sometidos al imperialismo.

Alaíde Foppa fue una de las iniciadoras más importantes del feminismo en México al comienzo de la década 1970. Nació en Barcelona, vivió en Argentina, Bélgica, Italia y se nacionalizó guatemalteca como su madre, además, vivió en México como exiliada política con su familia hasta su fallecimiento. Fue docente de las facultades de Filosofía y Letras y de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM iniciando los primeros estudios de la mujer.

En 1972 inauguró el primer programa de radio sobre la mujer fundamental promotor del feminismo en México y en 1976 fue la fundadora de la revista feminista FEM con Margarita García, la primera revista formal feminista de Latinoamérica, entre otras importantes aportaciones al feminismo.

Alaíde, la aristócrata, formó parte de una familia de revolucionarios. Su esposo fue fundador del Partido Guatemalteco del Trabajo quien, debido a la persecución de las dictaduras militares, se vio forzado a exiliarse en México. Tres de sus cinco hijos se comprometieron con la lucha del pueblo armado en la guerrilla guatemalteca, para combatir a las dictaduras militares que protegían los intereses estratégicos estadounidenses y a las transnacionales europeas que se apoderaron de los maravillosos recursos naturales de Guatemala, esclavizando a la población indígena.

El 19 de diciembre de 1980 en un viaje que realizó a Guatemala, el gobierno militar de Romero Lucas García, por indicación de la CIA estadounidense, ordenó su secuestro, tortura y posterior asesinato. Organismos internacionales, intelectuales y feministas de Francia, Estados Unidos y México exigieron fuera regresada con vida, no tuvieron éxito.

Alaíde pasó a la inmortalidad antes de ver la descomposición y corrupción, al comenzar la década de los 80, de muchas de las mismas feministas con las que inició el movimiento en México salvo honorables excepciones.

Archivo histórico del movimiento de lesbianas-feministas en México,
Yan María Yaoyólotl (AHMLFM-YMY)

PRESENTACIÓN

➤PRESENTACIÓN

El Archivo Histórico del Movimiento de Lesbianas-Feminista en México , Yan María Yaoyólotl (AHMLFM-YMY) reúne el material documental de los movimientos feminista de lesbianas (FL), de lesbianas-feministas (LF) y lesbofeminista que se han desarrollado en el país desde su inicio en 1976 hasta 2020. Cuarenta y cuatro años de existencia y lucha ininterrumpidos por la emancipación de las mujeres contra la dominación falopatriacal.



➤INVISIBILIZACIÓN Y SUBSUNCIÓN

Este archivo forma parte de la historiografía del feminismo mexicano en su vertiente lésbica. Misma que ha sido poco valorada e inclusive omitida por historiadoras heterosexuales que han escrito sobre el feminismo mexicano, situando y relegado al lesbianismo-feminista como un simple apéndice del mercado gelebetttista (Glbtttiq+) y, por tanto, subsumiéndolo bajo el mercado de la diversidad sexual (MDS) que es exactamente lo opuesto al feminismo.

Dicha marginación ha tenido como propócito invisibilizar la lucha de las mujeres mas radicales contra la imposición histórica de la heterosexualidad obligatoria, denominada actualmente heterofalosexualidad, como el principal instrumento de sometimiento, vasallaje y control de los hombres sobre éstas.

Dominación expresada en: el encierro doméstico; la imposibilidad del estudio o preparación profesional; la penalización del aborto; la violencia doméstica; la trata; el coito obligado; la prostitución; la doble jornada de trabajo; la pornografía; la violación intra y extradomestica; los vientres de alquiler y el femicidio, entre otras violencias que afrontan a diario las mujeres.

Dicha omisión o negación del lesbianismo es consecuencia del caracter androfaloheterocentrado del feminismo liberal, neoliberal y capitalista, en contra del lesbofeminismo porque éste constituye la opocisión más categórica a dicho “feminismo” en su versión actual de “generismo” (perspectiva de género).



➤EL SUJETO HISTÓRICO

El sujeto histórico del AHMLFM-YMY es el lesbianismo, el lesbianismo-feminista deslindado del lesbianismo-no-feminista o lesbianismo-homosexualizado, gayficado o gelebetizado. Y del lesbianismo como protagonista de lucha social, no del lesbianismo individualista y sexogenitalizado. Es decir, se refiere especificamente a los movimientos feminista de lesbianas (FL), de lesbianas-feministas (LF) y lesbofeminista.

El AHMLFM-YMY no incluye informacion sobre los grupos y asosiaciones de mujeres homosexuales, gays, lesbian-&-gay, lesbi-gays, lebys, L World, “L”, glbt, bi, glbttti, drag, leather, sado-masoquistas, bondaje-sumición, BDSM, paido, turisex, bizarro, polisex, “consenso”, deseo, flexi, pluri, babysex, nomadismo, autodenominación, queer-trans, no-binario, multi, diversi, cyber, postorgánico y mucho menos queer, ya que todos estos forman parte de la llamada diversidad sexual y cuentan con enormes recursos economicos internacionales que pueden canalizar a escribir sus propias histórias.



➤OBJETIVOS

El AHMLFM-YMY tiene como objetivos:

- Buscar, resguardar, catalogar y analizar los documentos publicados e inéditos de los movimientos feminista de lesbianas (FL), de lesbianas-feministas (LF) y lesbofeminista: textos, imágenes y material audiovisual;

- Elaborar bases de datos de dicha informacion a fin de presentarla de manera accesible a las mujeres obreras, campesinas, jornaleras, trabajadoras, indígenas, migrantes, refugiadas, indocumentadas, amas de casa, empleadas domésticas, ancianas, guerrilleras y luchadoras sociales, porque son ellas las que construyen con sus cuerpas la historia;

- Obligar a las investigaciónes en historia, sociología, política, antropología y economía-politica se abstengan de continuar omitiendo la historia lésbica-feminista y lesbofeminista como parte de la historia de las mujeres y del feminismo en México. Y, de igual manera, se abstengan de reducir su existencia a una simple "L" del acrónimo: GLBTTTI, una insignificante costilla de Adán. Y que se le considere como un movimiento autónomo e independiente del mercado sexual;

- Recuperar la trayectoria de las lesbianas como punta de lanza contra el falopatriacado, resignificada en un momento histórico en que las fuerzas reaccionarias se encuentran corrompiendo, desmantelando y desapareciendo al feminismo -única arma de lucha de las mujeres- y particularmente el lesbofeminismo como la expresion más radical de la lucha estas.



ARCHIVO HISTÓRICO DEL MOVIMIENTO DE LESBIANAS-FEMINISTAS EN MÉXICO,
YAN MARÍA YAOYÓLOTL (AHMLFM-YMY)

DESARROLLO CRONOLÓGICO POR DECADAS Y AÑOS

Los trabajos de la sección Desarrollo Cronológico han sido muy lentos y en ocasiones frenados debido al hecho de no haber contado nunca ni en el pasado ni en el presente con recursos económicos para su realización. Por esta razón, no se ha podido llevar a cabo la presentación diacrónica de todos los años a excepción de los que integran la segunda mitad de la década 1970 del pasado siglo XX, pero que son los de mayor trascendencia histórica. Debido a estas circunstancias, se continuará trabajando de esta manera año con año en la medida de lo posible.

Sin embargo, con el propósito de no esperar a que se abarquen todas las décadas diacrónicamente, el AHMLFM-YMY se encuentra publicando en la sección Documentos Relevantes materiales seleccionados de todos los años en virtud de su importancia histórica o impacto político, con el fin de que las mujeres cuenten con información básica para dar seguimiento a la historia de los movimientos de lesbianas-feministas y lesbofeminista en México de manera general.

clickLas casillas moradas indican que el desarrollo diacrónico se encuentra completo, con la salvedad de anexar algún documento faltante que se esté trabajando o documentos que algunas militantes del movimiento encuentren y decidan aportar.

clickLas casillas lilas indican que se encuentran documentos sueltos pero muy importantes debido a su relevancia histórica o impacto político, a pesar de que no se encuentren en orden diacrónico.

DÉCADAS AÑOS
1970 --- --- --- --- --- --- 1976 1977 1978 1979
1980 1980 1981 1982 1983 1984 1985 1986 1987 1988 1989
1990 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999
2000 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009
2010 2010 2011 2012 2013 2014 2015 2016 2017 2018 2019
2020 2020 2021 2022
1970 1980 1990 2000 2010 2020
--- 1980 1990 2000 2010 2020
--- 1981 1991 2001 2011 2021
--- 1982 1992 2002 2012
--- 1983 1993 2003 2013
--- 1984 1994 2004 2014
--- 1985 1995 2005 2015
1976 1986 1996 2006 2016
1977 1987 1997 2007 2017
1978 1988 1998 2008 2018
1979 1989 1999 2009 2019

CARACTERÍSTICAS GENERALES POR DÉCADAS. (pendiente)

EL MOVIMIENTO DE LESBIANAS-FEMINISTAS.
LAS REVOLUCIONARIAS DÉCADAS DE LOS 50, 60 Y 70 Y
LAS CONTRARREVOLUCIONARIAS DÉCADAS DE LOS 80, 90 Y 2000 A LA FECHA

La historia mundial se desarrolla por períodos que expresan la dinámica de los sistemas económicos hegemónicos a nivel internacional y, por lo tanto, de los sistemas políticos, ecológicos, culturales, sexuales y simbólicos que se edifican sobre ellos (economía-sexo-etno-eco-política). Pero no de manera lineal ni mecánica sino irregular y ocasionalmente a grandes saltos evolutivos o, también, involutivos; sin embargo, la historia no representa un desarrollo inconexo, sin direccionalidad, voluntarista o sin sentido como lo ve la mayor parte del pensamiento posmoderno.

La historia puede transformarse y direccionarse como pensaba Marx, o los utopistas. La historia próxima futura la pueden, y deben, orientar las mujeres oprimidas del mundo como dirección política para la emancipación de todos los oprimidos del planeta. Única posibilidad de liberar a la humanidad del imperialismo y colonialismo; el clasismo y capitalismo; el racismo y etnocentrismo; el sexismo y misoginia y la depredación y ecocidio, es decir, hacia la abolición definitiva del falopatriarcado porque éste se edifica sobre la espalda de las mujeres.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial en 1945 y su continuación en la Guerra Fría, le siguieron tres importantes décadas, los 50, 60 y los 70 que se caracterizaron por ser profundamente revolucionarias debido al surgimiento de grandes y poderosos movimientos sociales antisistémicos, desde las luchas de independencia contra el colonialismo y el imperialismo y las luchas emancipatorias contra el clasismo y el racismo, hasta las luchas de liberación contra el sexismo y la depredación ecológica a nivel mundial.

Los 50 se distinguieron principalmente por las luchas de independencia de los países colonizados; los 60 principalmente por las luchas antirracistas, juveniles y estudiantiles y los 70 especialmente por las luchas antisexistas y ecologistas. Pero las tres décadas giraron en torno a la gran tendencia mundial de Europa, Asia, África y Latinoamérica hacia los diferentes tipos de socialismos. De hecho, para finales de los 70, la mitad del mundo era socialista o estaba intentando construir su propia versión de socialismo o de comunismo e inclusive, de anarquismo.

Ante el peligro que representaron dichos poderosos movimientos antisistémicos para los intereses del Gran Capital, este inició una nueva época de reacciones contrarrevolucionarias con el fin de frenarlos, desarticularlos y eliminarlos durante las décadas 80, 90 y los 2000 hasta la actualidad. Contrarrevolución impulsada por el modelo económico de la Globalización Neoliberal Posmoderna (GNP), cuyo objetivo era apuntalar al fracasado sistema capitalista.

Sin embargo, dado que el decadente, inhumano y ecocida sistema patriarcal capitalista ya no podía ofrecer nada bueno ni nuevo, defendió su continuidad reciclándose -reseteándose- a través de la apropiación y despojo de muchos de los planteamientos de los movimientos antisistémicas anteriores, con el fin de fortalecerse y de resometer a esos mismos movimientos travistiéndose de ellos mismos a fin de confundir y desorientar invirtiendo la ecuación opresores/oprimidos y creando la ilusión de la llegada del mundo a la verdadera libertad expresada en la democracia liberal representativa liderada por el imperio estadounidense.

El movimiento de lucha de las mujeres -la mitad de la humanidad- el feminismo, y como parte de éste el lesbianismo-feminista y el lesbofeminismo, se encuentra inmerso en esta realidad y fuera de ella no puede explicarse. Contexto que permite entender, por tanto, la razón por la cual el neopatriarcado neocapitalista impulsó una reacción contrarrevolucionaria dirigida específicamente contra éste movimiento, por un lado, a través de la ideología de género, teoría de género (TG) o generismo, y, por otro lado, a través de la ideología queer, teoría queer (TQ) o queerismo, como las ideologías oficiales del sistema de la globalización neoliberal posmoderna (GNP) diseñadas específicamente para reestablecer y mantener la esclavitud de las mujeres, paralela al encumbramiento de algunas personajas empoderadas para aparentar que las mujeres ya habían llegado al poder y ya eran libres y, por ende, el feminismo ya era inservible.

DECADA 1970
El ascenso del movimiento feminista y lesbico feminista en México

Las décadas 1960 y 1970 del pasado siglo XX se encuentran marcadas por la intensificación de la lucha de los pueblos del mundo contra el imperialismo estadounidense; el gran avance del movimiento antirracista afroamericano en EE. UU. y negro en Sudáfrica; la emergencia de radicales movimientos juveniles y estudiantiles contra el sistema capitalista plateando, muchos de ellos, la lucha armada; la construcción del primer país socialista latinoamericano en Chile y su aniquilación por un golpe militar dirigido por la CÍA; el fracaso y derrota estadounidense en Vietnam; la guerra israelí por la supresión de Palestina; la defensa de las autonomías locales y regionales, aún por la vía armada; la rebelión contracultural contra la sociedad de consumo capitalista y la lucha ecologista contra la depredación de las grandes transnacionales, entre otros. En este contexto histórico es que empezaron a desarrollarse las primeras organizaciones de lesbianas-feministas en México.

ENTRAR

DOCUMENTOS RELEVANTES

ENTRAR

MARCHAS LÉSBICAS

Carteles del Comite de la marchas lésbicas (COMAL) y editorial Lesvoz A.C. Enlace a página

INDOAFROASIALATINOAMERICA

ANUNCIOS Y EVENTOS PRÓXIMOS

Patricia Karina Vergara Sánchez

Patricia Karina Vergara Sánchez - SIWAPAJTI

PÁGINA EN CONSTRUCCIÓN